Comuniquémonos sabiendo comunicar…

Te dije, me olvidé, no lo anoté, pero a mí me dijo fulano que tal o cual cosa… y decenas de frases más son las que escuchamos cotidianamente en los pasillos de las oficinas o en las salas de reuniones entre las distintas personas que trabajan en una empresa. Estas típicas frases podrían ser evitadas con la implementación de una exitosa herramienta de gestión como lo es la “Comunicación interna.”
Definimos la misma como la comunicación dirigida al cliente interno; la cual nace como respuesta a las necesidades de las compañías de motivar a su equipo humano y retener a los mejores en un entorno empresarial donde el cambio es cada vez más rápido.
Hoy por hoy, tanto en las pymes como en las grandes empresas los procesos comunicacionales son los que sostienen a las organizaciones como una red intrincada de relaciones. Es por eso que el clásico organigrama piramidal plantea serias dificultades para comprender la dinámica de los procesos a partir de los que circulan los significados y la dinámica de las organizaciones.
Por ese motivo, adoptamos el concepto de “red de conversaciones” ya que ofrecen mejores herramientas para comprender cómo circulan los mensajes y cómo las relaciones entre sus miembros se basan en la interacción y en la comunicación.
Pero… ¿Cómo manejamos correctamente la comunicación interna?
Para saber cómo manejarla, la clave está en entender que contempla en primera instancia al público interno, es decir, líneas operativas, mandos medios, gerentes y directores como primer público destinatario para luego extenderse fuera del entorno de la compañía. De esta manera el desarrollo de la comunicación interna unifica significados en los mensajes que se emiten, proporciona claridad y sentido al trabajo preparando a cada empleado como “vocero” de la organización a la cual pertenece.
Algunos tips a tener en cuenta para llevar a cabo una comunicación exitosa podrían ser el uso de Manuales corporativos que contengan las normas y políticas con las cuales opera la empresa permitiendo ser conocidas por todo el personal o bien podrían utilizarse Tablones de anuncios, programas de sugerencias o contar con la existencia de Periódicos o Revistas internas los cuales permiten al personal estar al día con las últimas novedades acontecidas en la organización.
Hay una gran cantidad de herramientas que, utilizadas con profesionalismo, nos pueden ayudar a obtener una gran ventaja competitiva.
Aun así, y pese a su importancia, la comunicación interna sigue siendo uno de los grandes retos de la pyme en el siglo XXI. Y es que si no sabemos cuidar a nuestro cliente interno, difícilmente podremos dar respuestas satisfactorias a los clientes externos.
 
Comunicación Interna: Gestión clave en las organizaciones
Para aumentar la eficacia del equipo humano, verdadero artífice de los resultados, éste debe sentirse a gusto e integrado dentro de su organización y esto sólo es posible si los trabajadores están informados, conocen la estructura de la compañía, su misión, sus valores, su estrategia, se sienten parte de ella y, por consiguiente, están dispuestos a dar todo de sí mismos.
No debemos olvidar que una exitosa comunicación interna calma las incertidumbres y previene los errores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *