Degollando con Andresito

Presentar un nuevo proyecto de quien, para mi, es uno de mis mentores, el señor Andresito! de quien aprendí y me guio en el mundo de los negocios del vino, me llena de placer y orgullo!

Los invito a descorchar la mejor de sus creaciones, MIL DEMONIOS Malbec y a leer esta pequeña biografía del capo de Andres Ridois, Economista, que desarrolló su tiempo entre laberintos, champagne, esculturas, diseño de muebles y su principal pasión crear vinos.

Esta diversidad de actividades dio como resultado una persona multifacética que ha logrado realizar gran cantidad de proyectos, ideas y anécdotas.

Artista innato, empresario creativo, y hacedor de proyectos. Toma contacto con los laberintos en el año 2002, una de sus pasiones, teniendo en sus proyectos, EL LABERINTO DE BORGES en La estancia los Álamos, en Mendoza en el año 2003. Su acercamiento a la industria del vino fue de la mano de la construcción de su último laberinto, la Corona de Baco. Actualmente laberinto permanente más grande del mundo hecho de plantas de vid.

Junto a su compañera de vida Natalia, tiene a su hija Santina en el año 2005. Reside la familia en su casa de Chacras de Coria en Mendoza.

Durante sus años en la industria del vino, y se especializa en el desarrollo y creación de marcas como Alma Negra, Animal, Padrillos, Siesta, Barrabás, Mil demonios, Vikingo, Lucifer, Maldito, Arrogante entre otras.

Definitivamente “emprender” es una de sus pasiones, y el CHAMPAGNE no queda atrás. Andrés diseño y construyó una bodega de espumantes de método tradicional en su propia casa… y si esto fuera poco, a escasos pasos, se vislumbra su taller de esculturas, donde produce, diseña y desarrolla su actual línea “Árboles de Luz”.

Sin desatender su profesión y visión corporativa, Andrés se desempeñó durante un tiempo como gerente en Bodega Escorihuela Gascón, Ernesto Catena Vineyards. Posteriormente fue convocado por la familia Vicentin para gerenciar sus dos proyectos vitivinícolas Colosso Wines y Bodega Sottano donde actualmente se encuentra ejerciendo.

Pasan los años y Andrés continua creando, lanza junto a Horacio Scaiola su propia bodega y línea de vinos llamada Sin Reglas y los Mil Demonios.
Cada vez más diseños, esculturas, laberintos, … hasta que en 2019 diagnosticado con cáncer de garganta, y Andrés decide tomarse un año sabático…
Sin embargo, nada frena este espíritu inquieto y superador… durante su larga recuperación, Andrés imagina, crea y escribe “Degollando con Andresito” un programa de entreteniendo y educación vitivinícola que pronto saldrá publicado.

Amante del ski fuera de pista, montañés, hacedor de vinos y espumantes, artista, creador de laberintos, padre y pareja, especialista en ceviche, analítico y creativo. Es decir, un HACEDOR.


#AndresitoElHacedor #DegollandoConAndresito