Historico Vino en Growlers

En Lo de Granado estamos Trabajando en la incorporación del sistema, comenzamos con las incripciones y las alianzas, sostuvo Mauro Charvey

En el marco de la celebración del Día del Vino Argentino, bebida Nacional, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) lanzó el programa “Vino Cercano”, que comenzará a estar vigente este viernes, cuando se haga la presentación en público con un almuerzo en el que los participantes podrán vivir la experiencia recargar su propio envase con vino proveniente de un sistema de canillas. Se trata de una propuesta que venía pidiendo desde hace un tiempo el sector vitivinícola y permitirá a las bodegas competir de igual a igual con otras bebidas.

Tal como sucede con las cerveza artesanal con los growlers, quienes cumplan con todos los requisitos podrán expender vinos en envases retornables, a través de botellones de vidrio o cerámica vidriada de 1,9 a 2,5 litros, los cuales van a poder comercializarse en las bodegas y locales habilitados para la venta de vino a consumidor final.

La propuesta nació a partir de reuniones con los establecimientos vitivinícolas, donde se planteó el consumo de vino en los más jóvenes. “Vimos que la cerveza tenía momentos de consumo y productos que no estábamos aprovechando”, dijo Martín Hinojosa, presidente del INV. En consecuencia, decidieron adoptar la utilización de los growlers, envases con los que el cliente puede acercarse a un local y reponer la bebida a un costo menor y con mayor sustentabilidad. “Van apareciendo nuevas modalidades de consumo en las que el vino tiene que darse la posibilidad de estar”

El sistema de venta es muy sencillo y la estructura es similar o igual a la que se conoce como vino tirado, donde la bebida llega directamente desde envases de acero inoxidable por un sistema de canillas. De esta manera, esos envases que antes eran usados exclusivamente con cerveza, ahora podrán rellenarse con los vinos que las bodegas pongan a disposición del público.

A diferencia de lo que sucede con las damajuanas, donde el cliente se lleva un envase “nuevo” completamente cerrado, además de los growlers precargados que pueda tener el local, también se podrá rellenar siempre la misma botella cuantas veces quiera, dependiendo de la disponibilidad.

Con la incorporación del concepto de las tres R (Reutilizar, Reciclar y Reducir), cada bodega que decida sumarse al programa, además de contar con los tanques certificados que cumplan todas las condiciones sanitarias, deberá estar inscripto y habilitado por el INV. Para poder brindar el servicio, deberán tener habilitado un sistema de vasijas fijas o vasijas móviles destinadas a depositar exclusivamente los productos que quiera comercializar con la modalidad conocida como: “take away” o en “forma directa”.

Fuente: Los Andes / CAVA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *