Llega un nuevo rosado al mercado

Casillero del Diablo desembarca con su rosado al mercado interno. Un vino que conquista por su marcado frescor, encanta además por su ligereza desde un comienzo. Posee un balance perfecto entre acidez, mineralidad y delicadeza. Este Rosé resulta ideal para acompañar aperitivos compuestos por quesos, frutos secos, Platos livianos y comidas que contengan pescados ligeros son una perfecta combinación.

Cuenta la leyenda que hace más de cien años, el fundador de nuestra Viña, Don Melchor Concha y Toro, escondió una preciada colección de vinos en su bodega privada, que estaba protegida detrás de una reja de hierro forjado. Sin embargo, con el tiempo comenzó a notar que las botellas desaparecían extrañamente. Parecía que este lugar secreto ya no era tan secreto, y que la gente del pueblo, al haber oído hablar de sus exquisitos vinos, no pudo resistir la tentación de probarlos por sí mismos.

Al necesitar una nueva forma de proteger su tesoro, Don Melchor Concha y Toro recurrió al folklore chileno. Sabiendo lo supersticiosa que era la gente del pueblo y cuánto temían a los fenómenos de otro mundo, difundió el rumor de que existían extraños eventos nocturnos que solo podían explicarse de una forma: el diablo habitaba en sus bodegas. Impulsado por la imaginación de los lugareños, cada sonido en la bodega, cada eco, sombra y forma, dio más valor a la historia.

Rápidamente, el rumor se convirtió en una leyenda… y no desaparecieron más botellas.
Esta es la historia de la leyenda cuyo protagonista le dio a nuestros vinos un nombre único: Casillero del Diablo, un portafolio destinado a cruzar fronteras y convertirse en unos de los vinos chilenos más famosos del mundo.