Gin Heredero se renueva

Heredero es un producto único, inspirado por la naturaleza de la Mesopotamia Argentina, creado a orillas del Río Paraná, en la ciudad de La Paz, Entre Ríos.
Es un gin de pequeña producción artesanal, que heredó un carácter cítrico de atrapante sabor y aroma a mandarinas naturales de su tierra. La combinación con hierbas aromáticas y bayas de enebro logra una receta totalmente cuidados e inspirada en su tan distintiva región natural.

Tomás Jaime, de Heredero Gin, se enfrentó en esta cuarentena con el desafío de tomar nuevas decisiones para dar sustento a la empresa. Al igual que la mayoría de las pymes del país, sabe que está en juego prácticamente la sustentabilidad misma del emprendimiento, por lo cual considera vital buscar alternativas para cubrir costos y comenzar a readaptarse a los cambios de hábitos.

“Nos afectó, como a todos los rubros. Esto les pega de lleno a todos, salvo algunas industrias que les potencia las ventas. Pero la economía se paró. A nosotros se nos paró bastante porque hacíamos muchos eventos que cubríamos con Heredero en diferentes lugares del país”.

Dentro del abanico de opciones, Heredero salió a buscar soluciones de corto plazo que incentiven los puntos de ventas locales y regionales a través de envíos a domicilio. “Hoy en día son pocos los que pueden vender nuestros productos, pero buscamos que comercialicen lo más que puedan. Necesitamos mover volumen por ahí, el único canal”, aseguró.

Por otro lado, cuando los factores juegan en contra, aprovechan el tiempo para crear oportunidades. “Ahora estamos tratando de desarrollar nuevas cosas, nuevos packaging, haciendo pruebas. Estamos en una etapa de que al no estar tan enfocados en el posicionamiento de la marca, estamos tratando de desarrollar nuevos productos”, confió.

Desde esta perspectiva, reflexionó: “Hay que reinventarse. Nosotros estamos todo el tiempo reinventándonos, generando contenidos. Tratamos siempre de generar cosas, todo el tiempo, no sólo en lo que es el producto, sino también en la imagen y la forma de comunicar. Son épocas en que uno tiene que saber cómo aggioarnarse, porque si no queda desfasado y la gente no te elige”.