Hola Zapam Zucum!

«Mujer morena de divinidad pura, original del pueblo de Vichigasta. Sus grandes ojos, sus cabellos negros y su desnudo caminar, hacen de su presencia una magia ancestral. Defensora de frutos, que se complace de las fiestas bajo sus sombras. No te atrevas a dañar lo que protege, su mayor diversión es atrapar a todos los que no son suficientemente rápidos para escapar.»

Siendo pionero en la búsqueda de la máxima expresión de la fruta, la curiosidad de Mauricio Lorca por estos vinos característicos por su intenso aroma frutado y gran complejidad, comenzó a finales del año 2018.

Mauricio Lorca, creador de grandes vinos

Viajó a Vichigasta, pueblo ancestral de La Rioja, en búsqueda del mejor terroir para su propio proyecto de vinos orgánicos. Después de una larga búsqueda y acompañado de los últimos rayos de sol que se escondían detrás de los cordones montañosos, llegó a una finca al oeste de la provincia la cual quiso recorrer encantado por su clima, su suelo y su fruto.

Con la noche encima y en los pasos finales del recorrido, Mauricio comenzó a escuchar sonidos similares a muchos cascabeles que por cada segundo que pasaba se hacían más intensos. Sin darle mucha importancia y a poco de llegar a la salida decidió seguir su camino. Cuando estaba por dejar el sendero entre los viñedos escuchó un grito escalofriante de una mujer que provenía desde lejos. Ante su rostro impactado, su compañero de caminata oriundo del lugar, entre risas le dijo “Tranquilo, es Zapam Zucum que protege nuestros frutos”.

Esa noche, después de vivir esa experiencia, en Mauricio no solo aumentaron las ganas de producir vinos orgánicos, sino que generó la necesidad de conocer más la historia de esa mujer protectora con forma de leyenda que robó su atención, y así homenajearla a través de sus vinos.

Esta divinidad es original del pueblo de Vichigasta, La Rioja. La Zapam Zucum fue caracterizada como una mujer morena, que aparece invariablemente desnuda, en plenitud de su vigor. De ojos y cabellos negros. Figura voluminosa que se mueve al caminar produciendo un sonido que da origen a su nombre.

Es la madre y providencia de los niños abandonados. Aviva el fuego para orientar con su humo a los que se alejan demasiado.

Es la gran defensora de frutos, y se complace con las fiestas sencillas que se celebran bajo sus sombras. Pero cuidado con aquel que dañe lo que protege, Zapam Zucum se vengará robando los hijos de quien lo hace.

A veces es considerada como un ser maléfico. Cuentan quienes la presenciaron, que es una mujer de piel oscura, gigantesca y horriblemente fea. De pechos enormes y colgantes, que sorprende a los pastores y recolectores con gritos escalofriantes. Su mayor diversión es atrapar a todos los que no son suficientemente rápidos para escapar, y llevárselos con rumbo desconocido, sin que nadie más los vuelva a ver.

Encontrá este vino en todas las tiendas de lo de granado y en la web www.lodegranado.com.ar