Negroni on ice with rosemary and lemon zest

Como preparar un Vermut

¿Sabes cuál es la bebida de moda actualmente en Europa? ¡Sí, el vermut! Y es que aunque se trate de un preparado con muchos años de tradición, tomar el vermú es ahora algo trendy y propio de los más hipsters. Y aunque salir a tomar el vermut a algún bar o bodega está genial, también es posible bebérnoslo en casa. Así que no esperes más y descubre los pasos para preparar un vermut.

Pasos a seguir:

El vermut o vermú es una bebida alcohólica que se elabora a base de vino, ajenjo y algunas otras especias como el cardamomo o la canela. Su nombre deriva del francés vermouth —motivo por el que algunas personas lo escriben así— que a su vez proviene del término alemán wermut que es como se conoce el ajenjo, la planta que le otorga su característico sabor.

Es importante señalar que existen distintos tipos de vermut que, a grandes rasgos, podemos separar en dos:

Rojo o dulce
Blanco o seco

Cómo preparar un vermut

Será muy importante también servir el vermut bien frío, por lo que puedes optar por añadirle hielo o decantarte por enfriarlo en la nevera o frigorífico unas horas antes y conservarlo en una cubitera. Aunque la primera opción suele ser la más extendida, lo cierto es que algunas personas no quieren aguar su bebida y prefieren no echarle hielo.

Así que, el primer paso para preparar un buen vermut será la elección del que más nos atraiga. La diferencia entre ambas variedades vendrá marcada principalmente por la cantidad de azúcar que contienen, así como la graduación alcohólica.

Del mismo modo, antes de servir el vermú deberás tener en cuenta que se puede preparar en distintos vasos:

Vaso de corto de cerveza o vino, ancho y bajo de cristal relativamente fino
Vaso algo más ancho y alto de cristal un poco más grueso
Copa ovalada
Copa de Martini
Si optas por el vermú dulce o rojo, será importante que no lo sirvas en un vaso alto, sino que la mejor opción siempre será un vaso corto.

Al preparar el vermut, también es muy común agregar en el vaso algún complemento que aporte un toque de sabor distinto al trago:

cáscara o piel de naranja en el vermú rojo
aceitunas o limón en el vermú blanco

También será importante que sepas que es posible rebajar el vermut —ya que su graduación alcohólica oscila entre los 13 y los 18º— con sifón o soda, especialmente en el caso del vermú rojo. Así mismo, hay quienes le agregan un chorro de vino blanco para reducir su concentración o gaseosa pomelo.

¡Y a disfrutar del rico vermut!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *