Un día en la vida de Agustín Lanús

Sobre los vinos de extrema altura
«Muchos dicen que es una locura conducir nueve horas en las montañas peligrosas por caminos de ripio para solo comprobar el estado de nuestras uvas , pero después prueban el vino y lo entienden.»
Agustín Lanús

Agustín Lanús es ingeniero agrónomo argentino y sommelier, tiene un máster en Ciencia de la Vitivinicultura y Enología del respetado programa Vinifera EuroMaster, habiendo completando sus estudios en Montpellier y Burdeos, Francia y en Asti, Italia.

Antes y después de completar su maestría en el programa europeo más prestigioso para la elaboración de vino, Agustín trabajó en bodegas de todo el mundo, incluido Ceretto (Alba, Italia); Chateau Beychevelle (Burdeos, Francia); Rutini (Tupungato, Argentina); Bodega Burdigala (Toro, España); Lurton (Douro, Portugal); y KWV (Paarl, Sudáfrica).

En 2013, Agustín viaja a la provincia de Salta, Argentina, con un objetivo específico: explorar los micro terruños únicos que se encuentran en las regiones de extrema altura del Valle Calchaquí.

Estos terruños, que van desde los 1.650 a los 3.100 metros sobre el nivel del mar, albergan algunos de los viñedos más altos del mundo . En contraste, los viñedos comerciales más altos de Europa se encuentran a 1.300 metros.

Un pequeño puñado de vitivinicultores del Valle Calchaquí está produciendo vinos en viñedos ubicados en el mismísimo límite en el cual las uvas pueden ser cultivadas.
Estos viñedos están ubicados en lugares extremadamente aislados, haciendo que el tiempo, los recursos y los costos de sostenerlos sea un reto incluso para el más apasionado de los enólogos.

Sin embargo, la calidad superior de los vinos compensa el esfuerzo, ya que las variaciones extremas de temperatura, los mayores niveles de radiación solar y el largo período de maduración dan como resultado vinos altamente concentrados y complejos.